a:link { text-decoration: underline; } a:hover { text-decoration: none; }

04/06/2015

La peripolítica

¡¡Volvemos con la YIMBY!!

 

Debo decir que la sugerencia de don Eli Gallardo de este mes me ha gustado mucho y además me ha hecho pensar más de lo que me imaginaba, así que doblemente agradecida. Y me ha hecho pensar mucho porque he jugado a ponerme en el lugar del representante político y en el lugar de la asociación. Respecto a la cara A, nunca he sido representante política, ni tan siquiera estoy afiliada a ningún partido pero como asesora es fácil ponerte en su lugar. Respecto a la cara B, desde hace muchos años formo parte de varias asociaciones, algunas de ellas con verdadera implicación personal. Soy una firme defensora del tejido asociativo como movimiento de empoderamiento de la ciudadanía, de acción real y de control político. Así que me es todavía más sencillo ponerme este sombrero. Así que, como ya sabéis desde donde parto, comencemos con el comentario.

 

Read more

08/04/2015

«¿Es posible un sistema de votación más justo?»

¡Nuevo envite de la #YIMBY! Hoy me toca comentar “Compatibilidad y confianza entre votante y candidato ¿Es posible un sistema de votación más justo?” de F. Gordillo, J.M. Arana, L. Mestas y J. Salvador en Psicología Política, que don Eli Gallardo tuvo a bien proponer como texto de la YIMBY.

  Read more

19/09/2013

De huertas y barracas a galaxias faraónicas

(Escrito en el Blog de Eixam)

Antes de verano, Don @despegante me sugirió la lectura del texto “De huertas y barracas a galaxias faraónicas. Percepciones sociales sobre la mutación de la ciudad de Valencia” pero por circunstancias varias, la sugerencia se convirtió en un reto, reto que hemos bautizado con #YIMBY (You’re In My Blog Yard, reclamaciones por el nombre a @despegante).

Así pues, entiendo, el retador querrá saber mi opinión sobre el texto… pero ¿al respecto de qué? ¿De los autores? ¿Del contenido? ¿De la política de grandes eventos de los últimos años? ¡¡En Valencia!! ¡Es mucho lo que se desprende de estas 27 páginas!

ciudad-de-las-artes-y-las-ciencias-eixam

Sobre los autores. Ella, Beatriz Santamarina Campos, mi maestra; él, Albert Moncusí Ferre, profesor, ambos antropólogos y residentes en Valencia… así que ¿qué puedo decir de ellos? Mi cometido es ser objetiva en este post, máxime cuando soy científica social (aka sociólogos/as, antropólogos/as, politólogos/as) pero… eh… bien, vale, de acuerdo, en otro post hablaremos de la objetividad en nuestro campo…

“La transformación de Valencia en metrópoli clónica glocalizada”

 

Sobre la metodología. Una aproximación a Valencia desde un enfoque antropológico a través de grupos de discusión ¿¡qué más se puede pedir!? Es un claro ejemplo de cómo dar voz a los verdaderos protagonistas de la historia: los ciudadanos.

Sobre el contenido. El artículo nos conduce irremediablemente hacia aguas políticas, históricas, urbanas (que no residuales), culturales, turísticas o sociales…pues estudian la percepción social de la ciudad y por lo que tratan la política, la valencianía, el turismo, el paro, la historia… es decir, lo tratan casi todo… hasta incluso la crisis económica.

“La percepción de Valencia: entre el escaparate, la opulencia
y la esquizofrenia”

 

En los últimos meses en Eixam hemos estado trabajando para el sector turístico, cosa que nos atrae en demasía, y este texto nos muestra cómo a través de la imagen que los habitantes tienen de su ciudad la recrean y configuran. Por ejemplo, si tenemos amigos o familiares que vienen a conocer Valencia ¿dónde les llevamos? y más importante ¿por qué les llevamos a esos sitios y no a otros? Dar una vuelta por la Calle del Mar, visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias o salir en barca a la Albufera ¿es lo mismo? ¿Qué imagen transmitimos a través de nuestros recorridos? ¿Qué imagen tenemos de nuestra ciudad? Personalmente me parece interesantísimo el tema del turismo y la construcción imaginaria -y si estiramos, incluso identitaria- de la ciudad.

Pero el núcleo en torno a la que gira el artículo es sobre la política de grandes eventos llevada a cabo por las autoridades públicas en los últimos 15 años en la ciudad y como ésto es percibido por los ciudadanos, especialmente en la coyuntura económica actual. Del texto se desprende una bipolaridad manifiesta (Valencia bonita vs indicadores socioeconómicos) que reflejan el éxito de este modelo político, pues pese a lo que está cayendo, los informantes sostienen que Valencia está más bonita que nunca ¿¡Y quiénes son los antropólogos para ponerlo en duda!?. Lo interesante del texto es que recoge la compleja -y a veces paradójica- realidad valenciana y la presenta sin reparos, sin aderezos, sin máscaras… ante su propia imagen. El fin de la Sociología y la Antropología, o al menos como me lo han enseñado a mí, es rascar la superficie para ver qué se cuece en el interior, en este caso, en la sociedad capitalina. Y me parece que estamos ante un gran ejemplo práctico.

ciudad artes y barraca_eixam

Mis consideraciones finales. Me parece un texto extremadamente interesante y de una calidad que, por desgracia, no abunda en nuestros días. La lectura es amena (fácil y entendible), de hecho en algunos momentos engancha cual novela blasquista (#modoironíaoff) pero el contenido me parece sublime, por lo novedoso, lo riguroso y lo esclarecedor.

No puedo más que agradecer a Don @Despegante su recomendación -y obligada lectura- y comentarle que en breve podrá recoger el guante… en su yard.

“Del llaurador al ciborg, o de la barraca al Hemisfèric”

24/06/2013

Un mundo-espuma…

Hace unos años (casi 3!) escribí esta reflexión a propósito del mundo-espuma y las burbujas de Sloterdijk en el Blog de AVAPOL. Después de releerlo me he dado cuenta que sigue absolutamente vigente y me ha parecido interesante rescatarlo, ahora, desde mi blog. Aquí os lo dejo.

"Antes todas las conciencias vivían en el interior de la gran burbuja religiosa, disciplinadas por la promesa celestial. Después llegaron las belicosas esferas nacionales, en las que el hombre soñaba futuros heroicos. Y ahora, un mundo-espuma, formado por millones de microesferas en grumos inestables. En el interior de cada microesfera, un individuo conectado con la inmensidad”

Esta idea de Sloterdijk la recoge Enric Juliana en La Vanguardia (4-7-2010). Me parece que es una de las reflexiones más interesante que he leído en los últimos meses. Interesante no por las dos primeras propuestas esféricas sino por la tercera. En AVAPOL hemos dedicado este año a la red, a la interconexión y al intercambio, a las nuevas formas de comunicarnos y las estructuras reflexivas y conductuales que de ello se derivan...

...y digo que es interesante porque habla de la inestabilidad propia de las sociedades modernas, de la idea de individualización interconectada, la soledad colectiva de los seres que habitan la red... Me parece que es una buena radiografía del momento histórico que nos ha tocado vivir. La verdad es que con el calor que hace no puedo pensar mucho… pero prometo reflexionar cuando vuelva de vacaciones…"

¿Qué os ha parecido? ¿Estáis de acuerdo con Sloterdijk?

 

 

17/05/2013

Área de Cultura de la Diputación de Valencia. Análisis crítico de la web

Para la nueva asignatura del Máster de Liderazgo Político y dirección pública de instituciones político-administrativas, Información y comunicación en las Organizaciones Públicas, tenemos que analizar la web de una administración pública. He escogido el Área de Cultura de la Diputación de Valencia para ver cómo presentan y sobre todo qué presentan para los Ciudadanos. Durante la asignatura nos hemos centrado principalmente en la comunicación interna y externa de una institución y es por este motivo que he querido resaltar estos aspectos de la web. En primer lugar analizaremos “Quienes somos”, entre los que destacaremos  los responsables políticos y finalizaremos con el “contacta”.  [Aviso a navegantes: tal vez se desprenda cierta ironía a lo largo del post… intentaré controlarme, especialmente en el área de información institucional…]

El imprescindible “quiénes somos”, espacio en el que la institución se presenta y se acerca al ciudadano. En primer lugar vemos una larga lista de todo el personal asociado al área de cultura con el nombre, departamento, mail y teléfono de contacto. No aparece ni curriculum ni categoría pública ni forma de acceso. Probablemente este nivel de trasparencia está todavía muy alejado de la realidad valenciana. También nos proporcionan el organigrama del área… viendo lo que se muestra en la web, es prácticamente imposible que un ciudadano de a pie entienda cómo se organiza y estructura esta área. La información es redundante, pues aportan la misma que en “quiénes somos”. Como sabemos los que tenemos algo de interés en esto de la trasparencia, es fundamental decir quiénes somos, sin velos, sin vericuetos, y cómo estamos organizados. Este es un ejemplo de lo que no se puede permitir en una administración pública. Mención especial merece el apartado “personal” del apartado de la Plaza de Toros [está ubicado en otra parte de la web pero he creído más que oportuno y pertinente comentarlo].

 dipu2

Como observamos es el habitual mensaje sobre la Ley de Protección de datos, pero es curioso que, si se ajusta a la ley -como debe ser- debería aparecer en todos y cada uno de los listados de personal de la Diputación, y que, como hemos visto, no es así.  Mi interpretación (totalmente subjetiva) es que es una advertencia, un mensaje que incomoda al lector, que le hace dudar, que levanta una gran barrera ante quien pueda plantearse contactar con el susodicho. Es un ejemplo claro de mala gestión de la trasparencia y la comunicación con el ciudadano.

A continuación encontramos la información del “responsable” del área que no deja de ser una ficha en la que aparece su nombre, su sede, su correo electrónico… pero ¿Por qué es el responsable? ¿Quién lo ha elegido? ¿Cómo? ¿Méritos? ¿Funciones? Es decir, una opacidad o en su defecto (es la forma de actuar de las administraciones) un silencio pasmoso. Finalmente y como colofón de este apartado capital en toda web institucional (y empresarial, por supuesto) la “diputada delegada” de cultura. He querido incluir la captura de esta página para darnos cuenta de cómo van más allá del mero silencio, pues, en un alarde de trasparencia, muestran un breve-escueto-ínfimo curriculum de la responsable política.

Y lo grave es que de lo escogido, nada tiene que ver con la cultura ¿o sí? “concejala de proyectos emprendedores y comercio del Ayuntamiento de Valencia y Presidenta de MERCAVALENCIA”… En fin, desde mi opinión crítica (e irónica en este caso) es difícil analizar semejante presentación sin caer la sátira o incluso la burla… ¿Acaso no puede considerarse esto una muestra de cinismo? Para ello deberíamos presuponer mala fe en el ejecutor pero visto lo visto, no sé si debemos pensar en su maldad o en su ignorancia, ambas, en todo caso, serían responsablemente inaceptables. Y de la batería de cuestiones que hacíamos al “responsable del área” unas líneas más arriba, no podemos sino que ampliarla para saber prácticamente todo del responsable político de esta área, como cargo público que es.

dipu1

Finalmente acabaríamos con el apartado “contacta” en el que aparece el formulario de contacto que, como sabemos, es una forma de invisibilizar al otro, del que nos tiene que contestar y que los estudiosos del tema de trasparencia, entre ellos Govern Obert, critican estas prácticas y proponen fórmulas en las que aparezca el nombre y mail de la persona o personas que tienen la función de contestar al ciudadano.

Tal vez se desprenda de mis palabras cierta malquerencia, pero es que considero que las exigencias a los responsables políticos deben ser máximas y como estamos viendo en la web de la Diputación de Valencia, la trasparencia de los cargos políticos brilla por su ausencia. Es fundamental que los cambios sociales los empecemos desde la propia administración pública.

Bien, como conclusión final, que se ha podido intuir a lo largo del texto, es que la web de la Diputación de Valencia suspende irremediablemente en materia de trasparencia, comunicación y participación. En la actualidad y gracias a las nuevas tecnologías, el sector privado como el sector público están en constante evolución, empujados por las TICs como por las necesidades de los nuevos ciudadanos 2.0 pero esta presión sobre el sector público debe gestionarse bien. No es suficiente hacer una web y dejar caer la información, es necesario aceptar los principios de trasparencia y participación para que esa web realmente refleje esos valores. Debemos  repensar y reflexionar sobre estas nuevas exigencias sociales pues sin ellas, los avances tecnológicos no sirven para nada, pues están vacios de contenido.

 

14/05/2013

¿Qué es la política? de Hannah Arendt

Hoy me he levantado lectora y combativa ¿qué puede salir de esto? pues nada bueno... o sí... En fin, me gustaría dejaros mis opiniones, comentarios y reflexiones sobre libros que me hayan resultado, cuanto menos, interesantes y dignos de ser recomendados... Como resultado de todo esto presento esta nueva sección llamada #escracheliterario.

Este sintético libro recoge los manuscritos de Arendt para su proyecto “Introducción a la Política” que nunca finalizó. A través de las páginas reflexiona sobre el prejuicio, el sentido de la política, la guerra, la cuestión religiosa, el discurso, la acción o el espacio público (¡cómo no!) y nos va dejando pequeños tesoros en forma de reflexión lúcida y brillante. “La condición indispensable de la política es la irreductible pluralidad que queda expresada en el hecho de que somos alguien y no algo”. Imprescindible como cualquier cosa de Arendt.

 

11/05/2013

¿Cómo gestionamos la administración pública?

En un artículo de El País (8/5/2013) -propuesto por Marta Méndez- sobre el Informe sobre la Reforma de la Administración Pública y su Sector, encomendado por el Gobierno de Cataluña, encontrábamos la correlación entre “una Administración más ‘eficaz, eficiente, transparente y que rinda más cuentas’” y la reducción de funcionarios pero ¿acaso no es posible que nuestra administración sea eficaz, eficiente, trasparente y que rinda cuentas sin desmantelar el entramado público? Me parece que estamos de acuerdo en que sí se puede –eslogan manifestero- y es a lo que debemos aspirar. Obviamente hay límites que desde y en lo público no se deben traspasar, pero hasta esas fronteras en España todavía nos queda mucho trecho que cubrir, entonces ¿por qué desmontar el aparato si no hemos llegado a los límites? Es decir, ¿cómo sabemos hasta donde podemos llegar si no nos permitimos intentar llegar?

Pues en esta idea de conocer nuestros límites, mi sugerencia para dar el salto cualitativo hacia una administración eficiente, destaco tres transformaciones: la flexibilidad, buenos mecanismos de seguimiento, control y evaluación y buenos estrategas públicos. La flexibilidad y eficacia que abanderan al sector privado: porque podemos adaptar esos modelos y procedimientos que sabemos funcionan en el mercado. Quiero recalcar que debemos adaptar y no importar, porque adaptar implica ajustarlos a los límites que marca la propia naturaleza de lo público. No todo vale en lo de todos pero eso no quita para que no podamos fijarnos en lo que funciona bien. Buenos mecanismos de seguimiento, control y evaluación: me parece que hemos debatido suficientemente a lo largo de este máster sobre la necesidad imperiosa de implementar la fase de seguimiento, control y evaluación de cualquier aspecto público. Y finalmente necesitamos estrategas de lo público: funcionariado de alta cualificación, capaces de dejar su convicción política en casa, con una visión largoplacista, con un elevado concepto de lo público y con la responsabilidad de proteger y potenciar la administración pública frente al interés partidista electoral.

Aida

@Aidaviz

24/10/2012

¿Vivo mejor que hace cuatro años?

Con esta pregunta el profesor Sanmartín, del máster de Liderazgo Político y dirección pública de instituciones político-administrativas, nos habla de la administración y sistema público canadiense. Se está refiriendo a la pregunta que se hacen los canadienses a la hora de decidir su voto en las elecciones.

Me ha parecido tan aplastantemente simple y racional que llevo un rato dándole vueltas… supongo que será porque no puedo concebir que esto mismo ocurra en España ¿o sí? Por mi naturaleza optimista, diré que algunos de nosotros nos hacemos esa pregunta ante la avalancha de elecciones que hemos tenido en los últimos cinco años… pero como la realidad supera el optimismo en la mayoría de los casos, sabemos que esto no es así, en general no nos paramos a analizar si vivimos mejor o peor que hace cuatro años y votamos conforme a ello. La motivación del voto no aduce a mecanismos de racionalidad (voy a dejar a Weber descansar porque con utilizado que está últimamente no podrá descansar) sino que es una combinación de factores mediatizados por la ideología y la pseudofidelidad a esos principios, las simpatías de los candidatos, la tradición electoral personal y sobre todo la opinión pública y mediática del momento.

Y yo me pregunto por qué, por qué en Valencia o en España no podemos simplificar las cosas, simplificar la realidad y decidir nuestro voto en base a si he mejorado o empeorado respecto a las pasadas elecciones.

Yo, por lo pronto, me parece que en las próximas elecciones, calculo que para mayo de 2013 –sarcasmo- voy a probar el método canadiense para decidir mi voto.

Trabajo como consultora independiente y podemos hablar de cualquier tipo de colaboración o propuesta. No dudes en contactarme vía hola@aidavizcaino.com o por cualquiera de las redes sociales.

Twitter  ·  Linkedin  ·  Academia