a:link { text-decoration: underline; } a:hover { text-decoration: none; }

10/07/2015

El 9 d’Octubre del cambio

Nuevo post de opinión para #FiltroValencia de La Vanguardia CV. Hoy sobre el día "nacional" del territorio valenciano. Ya sabéis que si queréis leer el artículo original, clic aquí.

Read more

07/19/2015

La comensalidad y el cine de verano

Una semana más y es la penúltima antes de las merecidas vacaciones, vuelvo con el post semanal en La Vanguardia CV. Una de las cosas más divertidas es el cine de verano por ser al aire libre, en lugares geniales y por ser una práctica colectiva. Pero además, tras ese simple divertimento se esconden ritualidades, expresiones populares y procesos públicos. Ya sabes que si quieres leerlo en su versión original, puedes hacerlo en este enlace.

 

Read more

07/01/2015

La Valencia vibrátil

¡Nuevo post en La Vanguardia CV y ya van 10! Parece mentira pero #FiltroValencia alcanza la decena de artículos. Esta semana sobre el València Vibrant, un espacio de reflexión sobre la ciudad que celebra su segunda edición. Ya sabéis que si queréis leer el post en su estado original, debéis hacer clic en este enlace.

 

Read more

06/21/2015

Una plaza, dos plazas, tres plazas

Vuelvo una semana más con mi post en Filtro Valencia de La Vanguardia CV, esta vez sobre el espacio político-público, la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y la re-apropiación ciudadana. Bueno y Hannah Arendt, claro.Me hace especial ilusión comenzar el post con uno que escribí en 2012 para el Blog de AVAPOL y aquéllas reflexiones cotidianas que tanto me gustaron. Y sabéis que si queréis ver el post en su versión original, debéis visitar este enlaceRead more

06/07/2015

Ese alcalde que tú ves ahí…

Una semana más vuelvo con los post de #FiltroValencia, mi blog en La Vanguardia CV. Esta vez le doy vueltas a qué estará pensando el próximo alcalde de Valencia, a cómo se enfrentará a  la nueva situación o qué pensará de los ciudadanos. Ya sabes que si quieres ver el post en su versión original, debes ir a este enlace.

 

Read more

06/04/2015

La peripolítica

¡¡Volvemos con la YIMBY!!

 

Debo decir que la sugerencia de don Eli Gallardo de este mes me ha gustado mucho y además me ha hecho pensar más de lo que me imaginaba, así que doblemente agradecida. Y me ha hecho pensar mucho porque he jugado a ponerme en el lugar del representante político y en el lugar de la asociación. Respecto a la cara A, nunca he sido representante política, ni tan siquiera estoy afiliada a ningún partido pero como asesora es fácil ponerte en su lugar. Respecto a la cara B, desde hace muchos años formo parte de varias asociaciones, algunas de ellas con verdadera implicación personal. Soy una firme defensora del tejido asociativo como movimiento de empoderamiento de la ciudadanía, de acción real y de control político. Así que me es todavía más sencillo ponerme este sombrero. Así que, como ya sabéis desde donde parto, comencemos con el comentario.

 

Read more

08/23/2014

La YIMBY o cómo de la dialéctica digitalo-relajada

Hace un año, más que menos, mi querido amigo Eli Gallardo -@despegante en los barrios tuiteros- me sugería la lectura de un texto, que, por combustión espontánea, dio lugar al inicio de la #YIMBY, una especie de dialéctica digitalorelajada de textos, ideas y autores con una finalidad: saber la opinión del otro. Que los politólogos tenemos cierto frikismo en el alma, lo sabemos y nos vanagloriamos, y de ello se deriva esta sana discusión. A partir de ahora, este será mi campo de juego.

Read more

04/23/2014

Reflexiones cotidianas: a propósito de la calle vol. 1

(Véase Reflexiones cotidianas, más que nada para contextualizar)

Continuando con la idea de reapropiarnos del espacio público a través del análisis de las pequeñas cotidianidades caseras, hoy os propongo una reflexión a propósito de una estampa compartida. En estos días estivales me viene a la mente la imagen típica, que por suerte todavía está presente en algunos rincones de Valencia, de la gente mayor tomando la fresca delante de la puerta de su casa a la puesta del Sol. Supongo que es una imagen típica de muchos pueblos que nos hace viajar en el tiempo, cuando éramos más jóvenes y era norma salirse al fresco con el resto de vecinos y vecinas hasta la hora de cenar. Ese final de “vesprà” no sólo hay que entenderla como un comportamiento puramente refrigerador, sino como un momento de sociabilidad, en este caso, entre vecinos. Y he querido recalcar gente mayor porque son ellos los únicos que todavía sacan sus sillas de enea o de loneta (sí, sí, las de metal y tela de rayas azules o rojas para ir a la playa, y con brazos, por supuesto) para pasar los últimos instantes de la tarde.

Más allá de un análisis multifactorial profundo de este hecho –hemos quedado que esto son reflexiones al paso- yo os propongo centrarnos en un aspecto. Esta gente, nacida generalmente antes de los años 50 del pasado siglo, hacía la vida en la calle, al menos en nuestro territorio, pues la entendían como una prolongación más de la casa, sería su vertiente pública. A la mínima excusa, cuando llegaba el buen tiempo, se sacaba una mesa corrida y unas sillas y se preparaba una buena cena, entendiéndose, de esta manera, la comensalidad como una vertiente más de la sociabilización de la que hablábamos anteriormente. Porque ¿acaso alguien de los aquí presentes concibe la cena de sobaquillo sin ese sentimiento de apropiación del espacio? Sí, la cena de sobaquillo es una práctica muy valenciana, que aunque muchos aluden a que se debe al carácter ‘agarraet’ del valenciano yo prefiero pensar –reflexivamente, claro- que se debe a esa presencia naturalizada del ciudadano en la calle. Y ese sentimiento de pertenencia de lo público como espacio físico y simbólico en el que estar y ser hacía que, antiguamente –reitero que son muchos los factores explicativos, pero este es uno de ellos- nuestros ahora mayores consideraran la calle como propia.

Con todo, y aquí finalizo mi primer reflexión cotidiana a propósito de la calle, pienso que esta práctica tan arraigada aunque en proceso de desaparición de “eixir a prendre la fresca” debemos dotarla de fundamento y entenderla, de manera orgánica, como un comportamiento naturalizado de considerar la calle como algo propio y como tal, ese sentimiento conlleva la defensa de ese espacio público compartido, que al fin y al cabo es por lo que estoy reflexionando ¿no?

(Original en el Blog de AVAPOL)

03/23/2014

Reflexiones cotidianas: a propósito de la calle

Estos días he estado reflexionando sobre la calle y la necesidad de re-apropiarnos, como ciudadanos, nuevamente de ella. Pero diréis ¿por qué tal cosa? ¿por qué debemos re-apropiarnos de ella? Pues a mi modo de ver os diré que, en estos momentos de cambio, de crisis –en sentido absoluto- es necesario transformar nuestro día a día como paso para transformar el todo ¿no dicen que el movimiento se demuestra andando? Pues andar se anda en el día a día, de casa al trabajo, de camino a la universidad o yendo a la heladería a tomar una horchata, y no sólo andamos en las manifestaciones o cuando vamos a votar. Desde hace un tiempo, mis pensamientos se centran en la cuestión de la recuperación (sí, está perdido) del espacio público –sentido holístico- por parte de los ciudadanos porque es clave para la regeneración democrática de este siglo XXI.

Así pues, reflexionando, reflexionando he llegado a la conclusión que para analizar este hecho, necesitamos ir más allá de la dimensión real o física y situarnos en la simbólica, o al menos tenerla en cuenta. Es decir, la escasa presencia real que tenemos los ciudadanos en la esfera pública tiene una correlación con la simbólica, lo que se traduce en unos valores, comportamientos y símbolos asociados al espacio público. Con esto no voy a ponerme trascendental porque con estos calores no se aconseja un sobreesfuerzo mental, pero quiero reflexionar a través de unos pequeños posts sobre algunos aspectos cotidianos que reflejan esa pérdida o cómo pueden ser síntoma de esa expropiación tácita y simbólica de lo público.

 

(Original en el Blog de AVAPOL)

09/19/2013

De huertas y barracas a galaxias faraónicas

(Escrito en el Blog de Eixam)

Antes de verano, Don @despegante me sugirió la lectura del texto “De huertas y barracas a galaxias faraónicas. Percepciones sociales sobre la mutación de la ciudad de Valencia” pero por circunstancias varias, la sugerencia se convirtió en un reto, reto que hemos bautizado con #YIMBY (You’re In My Blog Yard, reclamaciones por el nombre a @despegante).

Así pues, entiendo, el retador querrá saber mi opinión sobre el texto… pero ¿al respecto de qué? ¿De los autores? ¿Del contenido? ¿De la política de grandes eventos de los últimos años? ¡¡En Valencia!! ¡Es mucho lo que se desprende de estas 27 páginas!

ciudad-de-las-artes-y-las-ciencias-eixam

Sobre los autores. Ella, Beatriz Santamarina Campos, mi maestra; él, Albert Moncusí Ferre, profesor, ambos antropólogos y residentes en Valencia… así que ¿qué puedo decir de ellos? Mi cometido es ser objetiva en este post, máxime cuando soy científica social (aka sociólogos/as, antropólogos/as, politólogos/as) pero… eh… bien, vale, de acuerdo, en otro post hablaremos de la objetividad en nuestro campo…

“La transformación de Valencia en metrópoli clónica glocalizada”

 

Sobre la metodología. Una aproximación a Valencia desde un enfoque antropológico a través de grupos de discusión ¿¡qué más se puede pedir!? Es un claro ejemplo de cómo dar voz a los verdaderos protagonistas de la historia: los ciudadanos.

Sobre el contenido. El artículo nos conduce irremediablemente hacia aguas políticas, históricas, urbanas (que no residuales), culturales, turísticas o sociales…pues estudian la percepción social de la ciudad y por lo que tratan la política, la valencianía, el turismo, el paro, la historia… es decir, lo tratan casi todo… hasta incluso la crisis económica.

“La percepción de Valencia: entre el escaparate, la opulencia
y la esquizofrenia”

 

En los últimos meses en Eixam hemos estado trabajando para el sector turístico, cosa que nos atrae en demasía, y este texto nos muestra cómo a través de la imagen que los habitantes tienen de su ciudad la recrean y configuran. Por ejemplo, si tenemos amigos o familiares que vienen a conocer Valencia ¿dónde les llevamos? y más importante ¿por qué les llevamos a esos sitios y no a otros? Dar una vuelta por la Calle del Mar, visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias o salir en barca a la Albufera ¿es lo mismo? ¿Qué imagen transmitimos a través de nuestros recorridos? ¿Qué imagen tenemos de nuestra ciudad? Personalmente me parece interesantísimo el tema del turismo y la construcción imaginaria -y si estiramos, incluso identitaria- de la ciudad.

Pero el núcleo en torno a la que gira el artículo es sobre la política de grandes eventos llevada a cabo por las autoridades públicas en los últimos 15 años en la ciudad y como ésto es percibido por los ciudadanos, especialmente en la coyuntura económica actual. Del texto se desprende una bipolaridad manifiesta (Valencia bonita vs indicadores socioeconómicos) que reflejan el éxito de este modelo político, pues pese a lo que está cayendo, los informantes sostienen que Valencia está más bonita que nunca ¿¡Y quiénes son los antropólogos para ponerlo en duda!?. Lo interesante del texto es que recoge la compleja -y a veces paradójica- realidad valenciana y la presenta sin reparos, sin aderezos, sin máscaras… ante su propia imagen. El fin de la Sociología y la Antropología, o al menos como me lo han enseñado a mí, es rascar la superficie para ver qué se cuece en el interior, en este caso, en la sociedad capitalina. Y me parece que estamos ante un gran ejemplo práctico.

ciudad artes y barraca_eixam

Mis consideraciones finales. Me parece un texto extremadamente interesante y de una calidad que, por desgracia, no abunda en nuestros días. La lectura es amena (fácil y entendible), de hecho en algunos momentos engancha cual novela blasquista (#modoironíaoff) pero el contenido me parece sublime, por lo novedoso, lo riguroso y lo esclarecedor.

No puedo más que agradecer a Don @Despegante su recomendación -y obligada lectura- y comentarle que en breve podrá recoger el guante… en su yard.

“Del llaurador al ciborg, o de la barraca al Hemisfèric”

Trabajo como consultora independiente y podemos hablar de cualquier tipo de colaboración o propuesta. No dudes en contactarme vía hola@aidavizcaino.com o por cualquiera de las redes sociales.

Twitter  ·  Linkedin  ·  Academia